Economía

La Inspección de Trabajo pide cuentas a las agrupaciones del Carnaval de Cádiz | Economía

“Y menos trabajo y más carnaval”, reza uno de los estribillos más populares del Carnaval de Cádiz. Sin embargo, para Inspección de Trabajo parece no existir esa yuxtaposición que hizo famosa la chirigota Los Yesterday, allá por 1999. El organismo, dependiente del Ministerio de Trabajo, ha reclamado a varias de las agrupaciones de la edición de 2017 que realicen pagos, en algunos casos de hasta 4.000 euros, por las cotizaciones de aquellos componentes que actuaron sin estar dados de alta.

El requerimiento ha llegado en forma de carta a algunos de los 26 grupos que llegaron a las semifinales del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz (COAC) del año 2017, tal y como ha avanzando este viernes la Cadena Ser. Concretamente, Inspección de Trabajo ha reclamado la puesta al día de las cotizaciones no abonadas por los componentes de agrupaciones que actuaron en distintos bolos y galas, tras el fin de la fiesta de febrero. Aunque no ha trascendido el número de grupos afectados, la solicitud toca principalmente a chirigotas y comparsas ya que son las que suelen protagonizar contrataciones en eventos por distintos puntos del país.

En su misiva, la Inspección ha dejado claro que si el grupo en cuestión recibe una remuneración económica por una actuación, es necesario que esta tenga dados de alta a todos sus componentes, que van de los 10 a los 14 integrantes, en el momento en el que el evento se celebre. Es justo lo que ya hace la comparsa de Ángel Subiela que actuó en 2017 bajo el nombre de Los equilibristas. Su grupo es uno de los que llegó a semifinales esa edición y de los que ha recibido la carta de Inspección de Trabajo. “Estaba claro que era algo que tenía que llegar. Hay que agradecer que, en cualquier caso, primero nos haya llegado un preaviso”, reconoce Subiela.

Su comparsa justificará ahora las altas de aquellos componentes Inspección de Trabajo le solicita, en una investigación que ha realizado “en base a la cartelería y mensajería que se realiza para promocionar estas galas, como explica Subiela. Desde el Ministerio de Trabajo han eludido aportar más información sobre el alcance de estos requerimientos al alegar que son procesos aún abiertos. Sin embargo, fuentes cercanas al Ministerio reconocen que este tipo de averiguaciones suelen partir de una denuncia previa y anónima. Una sospecha que el propio Subiela corrobora: “Esto está promovido por gente de dentro del propio Carnaval”.

De entrada, la solicitud de Inspección complica la actuación de aquellos componentes que estén cobrando una pensión de jubilación, dado que es incompatible con estar dado de alta para trabajos. También obliga a interrumpir toda prestación por desempleo a los miembros de la agrupación que estén en paro. Eso hace que grupos como el de Subiela intenten apurar al máximo los días que están dados de alta y que suelen coincidir en fines de semana, que es cuando suelen actuar.

La medida se enmarca dentro de la paulatina profesionalización que ha experimentado la fiesta. Ya en 2014 el Ayuntamiento exigió a todas las agrupaciones que concursaran en el COAC contar con un Código de Identificación Fiscal (CIF) para poder emitir facturas. Eso hizo que la mayoría se constituyesen como asociaciones. Con este nuevo paso, se establece otra obligación que Miguel Villanueva, presidente de la Asociación de Autores del Carnaval, teme que “pueda aburrir a mucha gente”.

“Es una acción desproporcionada porque puede dar la impresión de que los componentes vivan de esto, cuando no es así. Es solo una afición que se hace por gusto”, recalca el presidente. Por ello, Villanueva pide que se tenga en cuenta la creación “de un nuevo epígrafe para este tipo de grupos folclóricos que no son artistas como tal”.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Deja un comentario

Close