Tech

¿Es necesario regular las capacidades de los ordenadores para evitar la desinformación?

TOLEDOActualizado:

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, ha defendido la necesidad de una legislación internacional sobre la capacidad de los ordenadores para hacer frente a la desinformación con fines de desestabilización política o la llamada «guerra híbrida».

Sanz Roldán ha participado en el XXX Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, que se celebra estos días en Toledo con el título, «La guerra híbrida. La mentira como arma y la verdad como víctima», organizado por la Asociación de Periodistas Europeos. Sanz Roldán, que lleva quince años participando en estos seminarios, señala que en primer lugar hay que centrar el término «guerra híbrida» porque guerra es algo muy serio y catastrófico que lleva a situaciones de gran penosidad.

«La guerra híbrida. La mentira como arma y la verdad como víctima»

Lo demás, ha matizado, es usar las nuevas tecnologías para perturbar el bienestar o influir en un Estado. Esto, ha explicado el director del CNI, es «lo que ha ocurrido siempre», el Gran Capitán fue muy grande porque utilizó el progreso en su beneficio, algo que siempre ha influido en el desarrollo de las operaciones militares y en la guerra. «Si influye en las operaciones militares, es guerra, si no, es otra cosa», sostiene.

Por ejemplo, ha apuntado, en el caso del 1 de octubre se estaría exagerando si se llama guerra, pero sí que efectivamente hubo «acciones de influencia». «¿Y por qué a través de Internet? Pues porque ahí está todo», apunta Sanz Roldán, quien lo ha ilustrado diciendo que cuando le preguntaron a Jesse James por qué robaba bancos, respondió: «porque ahí está el dinero».

Por tanto, no debe extrañar que esta nueva herramienta de progreso sirva para cometer delitos, lo que hay que hacer es hacerle frente, anticiparse a las amenazas y tener las redes protegidas. Para ello, ha planteado que la comunidad internacional debería legislar sobre el uso de las nuevas tecnologías para delinquir, como se hace cuando aparece una nueva arma como la nuclear, de manera que cada país pueda conocer sus derechos para contrarrestarlo en el marco de la ley, con las limitaciones que deba tener cada sistema para que no sean más agresivos de lo que se está dispuesto a aceptar.

En ese sentido, ha señalado que el único elemento que pasa examen de seguridad en una tableta es el cargador. Pues «si cada vez un ordenador se parece más a un humano, tendrá que someterse a las mismas reglas», y habrá que reflexionar sobre si hay que ponerles alguna limitación, ha asegurado el director del CNI. También, ha continuado, hay que ser más eficaces en la prevención del uso de la Red por personas que hacen una utilización aviesa, y se debe profundizar en la educación, los principios éticos y la legalidad internacional.

El director del CNI ha explicado también que la atribución de este tipo de acciones es muy compleja y no se debe circunscribir a las dos potencias ya que hay muchos actores, estatales y no estatales. No obstante, la atribución no es imposible ya que con el análisis de redes sociales el anonimato disminuye un poco y al mentiroso se le pone esa etiqueta, como en la vida real.

Desde el CNI se ha actuado en situaciones de este tipo, de hecho, el día que se produjo un colapso del servicio sanitario del Reino Unido, aquí solo paró una ambulancia. En cualquier caso, considera que los Estados se lo deben tomar en serio y no permitir que todo el mundo haga lo que quiera en la Red.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Deja un comentario

Puedes ver también

Close
Close