Economía

La Administración central creará empleo neto por primera vez en ocho años | Economía

El Ministerio de Administraciones Territoriales y Función Pública y los sindicatos de los trabajadores públicos (CSI-F, CC OO, UGT y CIG) acordaron una oferta de empleo que oficialmente se acercará a las 20.000 plazas. No obstante, en esta cantidad se incluyen unas 1.800 plazas que salieron en una convocatoria extraordinaria de 2017. Por lo que si se descuentan estas plazas, que forman parte de la oferta de empleo público de este año, la cifra queda en algo más de 17.500.

Estas cifras agregadas se desglosan en 10.016 correspondientes a lo que se llama turno libre. En ellas, abiertas a todos los opositores, se incluyen las plazas que buscan cubrir las bajas que se producen todos los años (principalmente por jubilación). Este año se cubrirán todas las bajas, puestos que la tasa de reposición es del 100%.

Además, hay 485 adicionales de aumento de plantilla. Son estas las que permiten aumentar de forma neta los puestos de trabajo en la Administración central. Estos casi 500 puestos de trabajo adicionales se destinarán a reforzar la lucha contra el fraude fiscal y laboral. También irán a la administración de la Seguridad Social, un departamento del Estado con la plantilla notablemente envejecida. A la oferta del turno libre hay que sumar la destinada a promoción interna, que asciende a 5.977 plazas.

Las cifras del acuerdo se completan con 2.863 puestos de trabajo creados para consolidar plazas ocupadas por interinos. Estos empleos corresponden fundamentalmente a la Agencia Tributaria, el Servicio Público de Empleo Estatal y el Imserso.

Por último, hay que añadir una oferta extraordinaria de 323 empleos para reforzar los centros de estancia de inmigrantes y los centros de acogida.

El acuerdo entre los sindicatos y el Gobierno incluye también que los funcionarios de baja cobren el 100% del salario. Desde 2012, tras el decreto de recortes, las remuneraciones de los funcionarios de baja quedaban en el 50% durante los tres primeros días y el 75% entre el cuarto y el vigésimo. En bastantes administraciones autonómicas ya se ha restituido ese recorte salarial. Según la ministra de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet, los acuerdos suscritos suponen “recuperar derechos perdidos en tiempos de crisis”.

Según el representante de CSI-F, Francisco Iglesias, el acuerdo es “positivo”. Este sindicato pide un esfuerzo adicional para recuperar las 38.800 plazas perdidas por la Administración central desde 2010. “Es un pacto positivo. Hay creación de empleo”, señaló José Manuel Vera, de CC OO. El responsable de UGT, Carlos Álvarez, dijo: “Salimos satisfechos. Continúa la senda del acuerdo del año pasado”.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Deja un comentario

Close