Tech

Guía para no perderse en el mercado de los pagos móviles en España

MADRIDActualizado:

El de los pagos móviles es un fenómeno aparentemente imparable. Su facilidad de uso, su rapidez, su sistemas de seguridad son sus principales atributos para romper con lo establecido hasta la fecha en lo relativo a las compras. Un comodín que juegan los fabricantes de tecnología de consumo y las entidades bancarias.

Suena perogrullo pero lo tiene todo para triunfar en el futuro. Pero para su adopción masiva se está requiriendo de varios cambios estructurales como la sustitución de los terminales de pago que estén adaptados a esta función, la compatibilidad de la entidad bancaria y la accesibilidad de los servicios para realizar las transferencias. No hay que perder el norte, pero todavía quedan muchos aspectos que resolver.

Aún con esas, los usuarios tienen varias alternativas a seguir para empezar a hacer sus compras en comercios y grandes superficies con el dispositivo que no abandonan ni para ir al baño, el teléfono móvil. Hay tres grandes jugadores, Apple, Samsung y Google. Todos ellos han formalizado en los últimos años sendos acuerdos con las principales entidades bancarias en España a pesar que algunas de ellas también incluyen en sus aplicaciones funciones similares.

Apple Pay

Es una alternativas más robustas y que ha ganado poco a poco importancia. Pese a un inicio difuso en el que desembarcó en España con escasos acuerdos, el servicio de Apple cuenta en la actualidad con la posibilidad de agregar los datos de las tarjetas de crédito y débito de las principales compañías bancarias del país.

Una de las que se ha sumado recientemente ha sido BBVA, que dispone de su propia aplicación de pago y que hasta la fecha todo apuntaba a que iba a dar de lado a la firma de la manzana. Pero, finalmente, no ha sido así. Para usar la tarjeta desde el iPhone o, incluso, el Apple Watch hay que abrir una aplicación llamada Wallet que ya viene preinstalada en el dispositivo. Sirve, a su vez, para almacenar billetes y entradas.

Su funcionamiento es simple: para añadir la tarjeta para realizar pagos tan solo hay que escanear a través de la cámara del móvil la tarjeta, aunque también ofrece la posibilidad de introducir los datos de manera manual. Con ello lo que haremos es una especie de copia digital. Es posible que, pese a agregar la información, los usuarios deban activar algún tipo de permiso directamente desde el servicio de su propio banco o recibir la autorización de los mismos. Pero, en principio, si se completa la operación correctamente debería funcionar sin problemas.

¿Cómo se utiliza en el comercio para pagar? Bien, aquí está el quid de la cuestión. Todo este tipo de aplicaciones están concebidas para no sacar la tarjeta de la cartera y agilizar los plazos. Además, por norma general, prometen una alta seguridad dado que exige la autorización por medio de un pin o dato biométrico (generalmente la huella dactilar) para efectuar la compra. Para ello hay que recurrir a un terminal punto de venta (TPV) que tenga conectividad inalámbrica o «contactless». Y, por supuesto, que el móvil sea compatible con esta función gracias a que tiene un chip NFC incluido en muchos dispositivos móviles del mercado, sobre todo, entre los más avanzados.

La pregunta del millón: «¿Con qué bancos lo puedo utilizar?». Bien, pues con la mayoría que operan en España, con muchos servicios bancarios virtuales y en numerosos comercios, tiendas y plataformas de compras.

Google Pay

Anteriormente conocida como Android Pay, se trata de un servicio de pago a través del móvil que solo funciona a través del sistema operativo Android. Lo bueno es que hay mucha variedad de dispositivos compatibles y muchas marcas con lo que es fácil hacerse con uno preparado para tal fin por diferentes precios.

El servicio es una forma fácil y rápida de pagar en millones de sitios: online, en tiendas y en muchos más. Te ofrece todo lo que necesitas para tramitar tus compras y promete mantener tus datos a «buen recaudo». Para ello, hay que descargarla directamente en el dispositivo (en caso de no tenerla ya instalada, que es muy probable que sí).

Samsung Pay

De igual forma, la marca surcoreana de tecnología dispone de su propia aplicación para tal objetivo. Solo se puede utilizar, como es obvio, desde su modelos de «smartphones». Funciona de igual manera que el resto de competidores. Es decir, hay que ingresar previamente la tarjeta bancaria.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Deja un comentario

Close