Sin categorizar

‘Clash Royale’ corona a sus reyes en la Isla

Con la mirada puesta en el móvil, sin despegarla de la pantalla salvo una mirada de reojo al contrario y pocos gestos más. Concentrados al máximo durante los tres minutos que dura cada set, los jugadores de cuatro selecciones desplegaron estrategias de los más variadas para derribar el máximo número posible de torres de sus contrincantes. El reto: colarse en la final del campeonato mundial y alzarse con la copa de vencedores. El juego era uno de los deportes electrónicos más populares del últimos años, Clash Royale, que se ha erigido como uno de los eSports por excelencia pese a llevar apenas dos años a máximo rendimiento.

Todo esto pasaba ayer por la tarde en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, cuyo escenario cambió las habituales representaciones una competición en la que los protagonistas fueron jóvenes de Venezuela, Francia, Brasil e Italia. Las cuatro selecciones llegaron a esta fase final de la competición de Clash Royale con diferentes trayectoria pero con las mismas ganas. Brasil, por ejemplo, alcanzó su pasaje a Tenerife sustituyendo a China, que no pudo ocupar su puesto entre las cuatro mejores por problemas de visado.

Italia llegaba, a priori, como el equipo con menos ventaja hasta tal punto de que sus propios integrantes dudaron entre bromas de su victoria, aunque en su semifinal lograron ponerle las cosas difíciles a los brasileños. En el polo opuesto se encontraba Francia, que partía como favorita para alzarse con la copa mundial, si bien se encontró en la semifinal con una Venezuela inspirada, que recaló en la Isla invicta y que acabó con los galos por 4-0. Y todo ello bajo la atenta mirada de unos 400 aficionados que no dudaron en perderse el evento desde las butacas del teatro chicharrero.

La celebración de este acto en Tenerife, organizado por la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), forma parte de las actividades de Tenerife 2030 del Cabildo insular, a través del área INtech Tenerife, para desarrollar y apoyar la puesta en marcha de este sector profesional y tecnológico. Así lo asegura la directora del área, Coqui García, quien añade que “la alianza con LVP ha permitido traer hasta la Isla los juegos que están más en boga”, ya que según recordó ya se han realizado eventos de la mano de otro de los grandes videojuegos del mundo, League of Legends (LOL).

Así se desplazó hasta la capital tinerfeña la última jornada de la copa mundial de Clash Royale, una tarde en la que se desarrollaron las dos semifinales, la final de consolación y la final del campeonato. Cada una de las cuatro selecciones constaba de seis jugadores y cada uno de ellos se enfrentaba al contrincante en una partida de tres sets como máximo. Para ello, los miembros del equipo debían defender sus torres o atacar las del “enemigo” con la selección de ocho cartas (que son las que generan la actividad en la pantalla). Gana el set el jugador que logre derribar la torre del rey o en su defecto quien tumbe más de las dos de las princesas.

En caso de empate al término del tiempo reglamentario, se entra en lo que se denomina muerte súbita, de tal manera que gana el set el jugador que primero logre derribar una torre. Esta circunstancia fue reiterada durante el enfrentamiento entre Brasil e Italia, hasta tal punto que los jugadores Wen y Guanek llegaron a este punto en los dos set, lo que denota la igualdad en la partida.

“A diferencia de otros juegos como LOT, Clash Royal es más de táctica, porque las cartas no se descubren hasta que no se usan y cada jugador las emplea sin saber qué tiene el contrincante”, comenta el gestor de proyectos de Innova 7, Bruno Boeri, quien explica además que los propios equipos nacionales o los clubes tienen su entrenador así como coaches o preparadores “también psicológicos que les ayudan a afrontar las partidas y gestionar las emociones”.

El público por contra se podía permitir dar rienda suelta a la expresión de sus sensaciones. Las ovaciones, expresiones de asombro o de nerviosismo, así como aplausos generalizados ante una jugada concreta o definitiva fueron una constante durante toda la tarde en el Teatro Guimerá, que además a priori parecía que estaba más volcado con Venezuela.

La selección vinotinto se enfrentó en la primera semifinal al equipo francés y logró su puesto en la finalísima por un contundente 4-0. La clasificación estuvo casi todo el tiempo del lado de Venezuela, salvo en el enfrentamiento entre xPedro15 y Azilys, que tuvo que decidirse por un set extra a raíz de la reclamación del gamer venezolano, que finalmente logró la victoria frente a Azilys.

La otra eliminatoria tuvo más tensión casi desde el inicio, con el equilibrado enfrentamiento entre Wen y Guanek con el que arrancó la semifinal. Se le puso cuesta arriba el encuentro a Brasil que sobreponerse primero con 1-2 y que acabó venciendo a Italia por 2-4. Así, a los cariocas les esperaba ya Venezuela en la final, pero antes debían enfrenarse Francia e Italia por el tercer y cuarto puesto, un encuentro que se desarrolló en los mismo términos: con set y partidas muy disputadas y que concluyó con la victoria de Francia por 4-2.

El plato fuerte se jugó entre Venezuela, que llegó invicto al enfrentamiento, y Brasil, que se plantó ante la final con el convencimiento de ganar, incluso 4-0. Le costó bastante más al equipo tubmar a los venezolanos, si bien empezaron ganando las dos partidas. xPedro15 primero y Fusgo después forzaron a los cariocas a dejarse el resto en el último enfrentamiento. King-Joao fue el encargado de dar la puntilla a Venezuela que tuvo que conformarse con el segundo puesto y dejar la copa en manos de Brasil.


Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Deja un comentario

Close