Economía

La Reserva Federal de EE UU prepara el terreno para subir tipos en diciembre | Economía

La Reserva Federal optó por dejar los tipos de interés intactos entre el 2% y el 2,25%. Era lo esperado en Wall Street, tras el incremento de un cuarto de punto que se decidió en septiembre. Esta reunión del banco central de Estados Unidos, que coincidió con la digestión del resultado de las elecciones legislativas, sirvió para preparar el terreno para volver a encarecer el precio del dinero en diciembre pese a la presión política y la volatilidad reciente de los mercados.

La atención se concentró en el lenguaje del comunicado para buscar pistas. Cualquier cambio en la redacción podía tener efectos en las expectativas del mercado. El tipo del bono a 10 años estaba por encima del 3,2% antes de la decisión. En su análisis de la economía, confirma que tanto la expansión como las condiciones en el mercado laboral son robustas. Señala, sin embargo, que la inversión se moderó, lo que podría atribuirse a la incertidumbre que genera la batalla arancelaria.

El término acomodaticio se retiró del comunicado en septiembre, porque se consideró entonces que los tipos de interés están ya en una zona que no estimulan la economía como en el pasado aunque la estrategia actual sigue apoyando. Sí se vuelve a insistir en que la subida de tipos será “gradual”, consistente con la actividad económica y que los riesgos están “equilibrados”. La Fed, por tanto, se siente cómoda en este momento con su estrategia.

La última encuesta interna indicaba que serán al menos necesarios cuatro incrementos más de tipos para llevarlos a un nivel neutral. Uno se decidiría ya en la próxima reunión de diciembre y al menos dos más llegarían a lo largo de 2019. Hay uno más como posible en 2020, pero varios miembros del banco central indicaron que sería conveniente reexaminar la estrategia actual cuando se llegue al 3%. La evolución de los indicadores económicos será clave.

La tasa de paro se mantiene en el 3,7%, el nivel más bajo en casi medio siglo, desde la guerra de Vietnam, y la actividad económica va camino de cerrar año avanzando cerca de un 3% de media. El consumo se muestra robusto y la inflación está contenida cerca del nivel de referencia del 2%. Eso permite a la Fed seguir adelante con el plan, pese a las duras críticas del presidente Donald Trump con la estrategia de la institución que dirige Jerome Powell.

Esta reunión es la última sin rueda de prensa de Jerome Powell. El presidente de la Fed comparecerá a partir de diciembre ante los medios tras cada reunión para explicar la decisión del comité. Hasta ahora lo hacía con una candencia trimestral, lo que permitía anticipar sus movimientos. Esa previsibilidad se pierde porque el proceso de normalización de la política monetaria se acerca a su fin.

La comunicación fue determinante para preservar la estabilidad tras la crisis financiera, hace una década. Wall Street se mantuvo este jueves a la expectativa, tras remontar sus índices con solidez la jornada posterior a las elecciones. La Fed, en paralelo, tiene que demostrar que no se deja influir en la búsqueda de un difícil equilibrio que evite que la economía se recaliente o se frene excesivamente. El incremento en diciembre será el cuarto este año.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Puedes ver también

Close
Close