Economía

Llega la junta más difícil del BBVA: el banco se enfrenta a todos sus fantasmas | Economía

Carlos Torres, presidente del BBVA. En vídeo, las claves de la junta del BBVA. Vídeo: S. ROSATI /A.R. DE LA RÚA

Si alguien hubiera diseñado un escenario más endiablado para cambiar un presidente y nombrar a su sustituto, no habría encontrado mejor guion que lo que está ocurriendo en el Banco BBVA. Carlos Torres, que solo lleva dos meses y medio al frente de la entidad, se enfrentará a la peor junta de accionistas en 17 años este viernes. Sobre el banco planean supuestas escuchas ilegales, pagos al policía más corrupto, el comisario jubilado Villarejo, la presión de Audiencia que ha abierto investigación, un mal comportamiento en Bolsa, la marcha de Francisco González (FG) con una pensión de 80 millones y el empuje del BCE para que aclare cuanto antes estas cuestiones porque dañan su reputación.

Habría que remontarse a la junta de 2002, cuando su antecesor, Francisco González (hoy presidente de honor del banco y presidente de honor de la Fundación), acababa de expulsar al presidente, Emilio Ybarra, y los consejeros procedentes del BBV, para encontrar un ambiente tan enrarecido entre los accionistas del banco.

Según diferentes informaciones, en la junta de mañana se revivirán los recuerdos de la abrupta salida de los consejeros del BBV tras descubrirse que tenían cuentas en el paraíso fiscal de Jersey y el posterior intento de descabezar a González por parte de la constructora Sacyr, presidida entonces por Luis del Rivero. Están previstas importantes intervenciones derivadas de las escuchas ilegales supuestamente contratadas por González a principios de los años 2000. Personas del entorno de las familias de Neguri, como eran conocidas los empresarios que fundaron el BBV, podrían criticar duramente al banco por no haber tomado ninguna decisión desde mayo de 2018, cuando se conoció que la entidad realizó pagos a Cenyt, la empresa de Villarejo.

El montante total de estos pagos a Cenyt, desde 2004 a 2017, asciende a 10 millones de euros, según fuentes conocedoras de estas operaciones, que cifran en 100 millones el presupuesto anual del BBVA en seguridad. Según el banco, en teoría la mayor parte de los pagos eran por trabajos para buscar propiedades de clientes morosos.

La investigación interna, todavía en fase inicial

El banco realizó una investigación interna desde junio a diciembre de 2018, todavía bajo la presidencia de FG, y ha iniciado otra externa, un análisis forensic, en enero, capitaneada por PwC, Uría y Garrigues. Hasta el momento, la entidad dice que no ha encontrado ningún documento que inculpe a González; si apareciera, Torres le pediría que abandonara inmediatamente la presidencia de honor, apuntan fuentes cercanas a la investigación.

Algunos de los protagonistas de aquellos duros enfrentamientos contraponen, en privado, la dureza con la que FG actuó contra los consejeros del BBV y el grupo de Sacyr y la paciencia del actual presidente con su antecesor. Estos antiguos consejeros recuerdan que existe una grabación de Julio Corrochano, jefe de seguridad del BBVA, en las que decía a Villarejo que su jefe quería datos concretos supuestamente relacionados con el grupo hostil, en referencia a Sacyr. “Solo esta grabación acaba con el supuesto principio de González de poner la ética por encima de todo”, indica un exconsejero. Y critica que Torres haya declarado que cree que FG es inocente.

Este viernes será la oportunidad para muchos de los que han guardado un llamativo –o escandaloso silencio, en opinión de un exejecutivo de la entidad— durante casi dos décadas, cuando el que se sentaba en la mesa de la junta era González, ejecutor de las decisiones más polémicas.

Este viernes Carlos Torres recogerá las tempestades: el proyecto incompleto de transformación digital del negocio financiero, verdadera guía de FG que negó el futuro a la banca tradicional, en el que se han invertido decenas de miles de millones sin que los inversores lo valoren en Bolsa (cotiza en el mismo precio que 2009); una gestión personalista que ha provocado una costosa (por las altas indemnizaciones) fuga de talento, con la marcha de dos equipos completos de dirección, que ahora dirigen parte de los competidores del BBVA; sus personales apuestas por China, fallida, y por Turquía, en tela de juicio por la inestabilidad geopolítica y el fondo de pensiones de 80 millones que ha recibido González al dejar el BBVA tras prolongar en dos ocasiones el límite de edad de jubilación.

Lo cierto es que buena parte de estas decisiones son anteriores a Torres, pero sabe que las debe asumir por el cargo. El nuevo presidente entró en el banco en 2008 como responsable de banca digital, procedente de Endesa y antes estuvo en la consultora McKinsey. En 2015 fue nombrado consejero delegado y presidente desde el 31 de diciembre. Los accionistas tendrán que votar su renovación como consejero y su salario.

Votos en contra

En este sentido, Corporance, miembro para España y Portugal de la alianza de asesores Expert Corporate Governance Service (ECGS), cuyas opiniones llegan a más del 10% del capital del BBVA, pedirá el voto en contra del sueldo de Torres y de la alta dirección, como adelantó EL PAÍS el 21 de febrero.

ECGS, denominados proxy advisors, cree que la remuneración (sueldo base + bonus + pensión) del presidente y del consejero delegado es excesiva y contraria a las prácticas del buen gobierno. También están en contra de lo que perciben los consejeros independientes y en particular del consejero coordinador, “cuya retribución cuestiona su verdadera independencia”. Esta firma asesora a inversores suizos, alemanes y franceses, que una vez leídas sus opiniones, votan según su criterio.

Al margen de cuestiones monetarias y legales, en Bilbao existe un profundo malestar con González por haberse sacado del País Vasco todos los centros de decisión de la entidad. Al contrario de otras grandes empresas también fundadas en Euskadi y que han buscado la complicidad del Gobierno vasco, el BBVA ha terminado por vender su emblemático rascacielos de la Plaza Circular y mantener una raquítica presencia de la plantilla. No obstante, Torres ha anunciado que entregará los prestigiosos premios Fronteras del Conocimiento por primera vez en Bilbao. Quizá un movimiento que refleja un cambio de tendencia.

En el calendario romano, los idus eran días de buenos augurios y tenían lugar los días 15 de cada mes. En esta ocasión, será difícil que se cumplan estas predicciones para Torres.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Check Also

Close
Close