Economía

Vuelven las opas | Economía

En el año 2018 se registró en la Bolsa española un alto número de opas, que además afectó a sectores muy variados, como el inmobiliario, el energético, el industrial, el hotelero, el de alimentación o el de infraestructuras. Mediante estas operaciones, numerosas compañías cotizadas pasaron a ser controladas por nuevos inversores, o bien accionistas ya existentes aumentaron de manera significativa su participación. Al igual que la tipología de negocios afectados ha sido variada, también la de los compradores, incluyendo fondos nacionales, extranjeros y compañías de la industria ubicadas en diferentes países.

Las razones a este crecimiento en las opas hay que buscarlo en factores macroeconómicos, como el contexto de bajísimos tipos de interés, que facilita el apalancamiento de las operaciones, la elevada liquidez de la que disponen los inversores y las empresas, o la positiva evolución de la economía española. Adicionalmente, existen aspectos específicos de cada uno de los sectores afectados, en los que el aumento de tamaño de los grupos empresariales se configura como un elemento estratégico relevante, así como la necesidad de racionalizar costes y tratar de explotar sinergias corporativas. También ha sido un acicate el activo papel de los bancos, ávidos de encontrar negocio en un entorno competitivo complicado, que han participado tanto proporcionando financiación a los compradores como garantizando el éxito de las operaciones.

Desde el punto de vista del accionista minoritario, las opas han sido en general bien recibidas, salvo algunas conocidas excepciones, lográndose en bastantes casos altos niveles de aceptación de las ofertas. La normativa actual protege bien al minoritario, si bien es cierto que en determinadas operaciones ha primado más en la decisión de aceptación del minoritario el riesgo de quedarse como accionista en una empresa poco líquida que el atractivo del precio ofrecido. De hecho, han sido varias las operaciones cuyo objetivo final ha sido la exclusión de la compañía de Bolsa para evitar estar sometido a la volatilidad del mercado o la preferencia por estar listado en un único mercado cuando el comprador ha sido una cotizada extranjera.

El aumento de las opas en 2018 parece mantenerse en 2019, con un primer trimestre en el que el número de operaciones ejecutadas o anunciadas repite los niveles del año anterior y en el que hay varios sectores, como el bancario, en el que pocos dudan que se enfrentará a procesos de concentración en un futuro próximo. Resulta interesante observar que el aumento de las opas ha coincidido con un mal comportamiento de las salidas a Bolsa, que en 2018 registraron el menor número del último quinquenio, afectadas por un entorno de volatilidad que ha dado lugar a algunas recientes y sonadas cancelaciones bursátiles.

Pablo Mañueco e Isabel Gaya son profesores de Afi Escuela de Finanzas.

Source link

Show More
Quiere un sitio web como eso? Escribe nós

Related Articles

Close